Todo sobre el viaje a la Luna !

domingo, 5 de octubre de 2014

El origen de la Luna

El origen de la Luna, un misterio cada vez más cerca de ser descifrado.

Simulación de la teoría del impacto.
Simulación de la teoría del impacto. Foto: NASA.

Saber cómo se formó la Luna es una incógnita.  Puede ser que un cuerpo celeste pasase cerca de la Tierra y se quedase convertido en un satélite debido a la atracción de nuestro planeta, o tal vez la Tierra y la Luna se formaron al mismo tiempo hace millones de años.

Otra teoría señala que la Luna se formó después de una colisión entre lo que llaman "proto-Tierra" y otro cuerpo celeste de enormes dimensiones, cuyos restos después del impacto se unieron formando la Luna. 

Esta última teoría viene siendo la más aceptada y es la que está aportando más luz a la pregunta de cómo se formó la Luna. Un grupo de científicos alemanes hizo recientemente análisis con rocas que trajeron ya hace años los astronautas del programa Apolo

En estas rocas, según Daniel Herwartz y su equipo, se distinguen compuestos químicos de un "objeto" que parece diferente a la Tierra. Ese objeto probablemente sería el que impactó contra la Tierra. A ese "objeto", los científicos le han llamado Theia

Según Daniel Herwarz, “Las diferencias son pequeñas y difíciles de detectar, pero están ahí. Esto significa dos cosas: primero que ahora podemos decir con razonable seguridad que la gigantesca colisión tuvo lugar, y segundo, nos da una idea de la geoquímica de Theia”.



Los científicos creen que Theia debía tener unas medidas enormes, probablemente tan grande como Marte.  

Aún así, es necesario hacer todavía muchas comprobaciones para poder afirmar con certeza que la teoría del impacto es la correcta. 

Hasta ahora, las hipótesis comúnmente más aceptadas han sido las siguientes:




Hipótesis de captura:  la Luna era un astro independiente que se originó en un momento distinto a la Tierra y en un lugar lejano. Según esta teoría la Luna viajó durante mucho tiempo por el espacio hasta acercarse a la Tierra y fue capturada por la gravitación de nuestro planeta.

Hipótesis de fisión: según esta  hipótesis al principio la Luna y la Tierra  eran un único cuerpo. Parte de la masa de la Tierra fue expulsada debido a la inestabilidad originada por la enorme aceleración rotatoria de la Tierra. La parte que se desprendió siguió rotando y al pasar el tiempo se sincronizó con su periodo de traslación. Se cree que la zona desprendida corresponde al Océano Pacífico

Hipótesis de acreción binaria: la Tierra y la Luna se formaron al mismo tiempo y  a partir del mismo material. 

Hipótesis de impacto: es la hipótesis de la que hemos estado hablando anteriormente. Según esta hipótesis la Luna se formó después de que contra nuestro planeta colisionase un astro de un séptimo del tamaño de la Tierra. El impacto provocó que bloques gigantescos de materia saltaran al espacio para después generar la Luna.

Hipótesis de precipitación: según esta hipótesis, más reciente,  la energía liberada durante la formación de la Tierra calentó parte del material, dando lugar a una atmósfera densa y caliente, compuesta en su mayor parte óxidos y vapores de metal que se fueron extendiendo alrededor de la Tierray , al enfriarse, precipitaron los granos de polvo que dieron origen a la Luna una vez condensados.