Todo sobre el viaje a la Luna !

miércoles, 8 de octubre de 2014

El campo gravitatorio de la Luna

Aceleración de la gravedad en la superficie de la Luna en m/s2.
 El lado visible es el izquierdo y el lado oculto es el derecho.
Imagen: Geodesy 2000. CC BY 3.0
Gracias al rastreo de las señales de radio que emitieron las sondas espaciales de la misión GRAIL que orbitaron la Luna durante el año 2012 hemos podido conocer y determinar cómo es el campo gravitatorio de la Luna.
Este campo afecta a la órbita de las sonda y así es posible utilizar esos datos de rastreo para saber cuáles son las anomalías gravitacionales.

Sin embargo, como la rotación de la Luna es síncrona, sólo se puede rastrear a la sonda por un breve tiempo sobre el limbo de la Luna. Por este motivo conocemos poco del campo gravitacional en el lado de la Luna que está más alejado de la Tierra.

Se suele decir que en la Luna "no hay gravedad" pero eso no es cierto, es sólo una forma de hablar. Lo que sucede es que en la Luna hay mucha menos gravedad que en la Tierra. Mientras que la aceleración de la gravedad en la luna es de 1,6249 m/s² en la Tierra es de 9,78 m/s².

Como el peso depende directamente de la aceleración de la gravedad, los cuerpos en la Luna pesan tan sólo un 16,6% de lo que pesarían aquí en la Tierra.

Los mascons

La peculiaridad del campo gravitatorio de la Luna son los mascons. El nombre viene del inglés ( mass concentration). Son grandes concentraciones de masa que causan anomalías gravitacionales influyendo en la órbita de las sondas que viajan alrededor de la Luna. Por este motivo es necesario un modelo gravitatorio que sea preciso para poder llevar a cabo las misiones a la Luna.