• Programa Apolo

    Entra aquí para conocer cómo fueron las misiones Apolo que llevaron al hombre a la Luna

  • La Luna

    ¿Qué sabes sobre la Luna? Compruébalo aqui...

  • Para los peques

    El viajes a la Luna para niñas y niños de todas las edades...

  • Galería de imágenes

    Las mejores imágenes sobre el Viaje a la Luna...

  • Documentos

    Documentación, esquemas y gráficas sobre el Viaje a la Luna...

Apolo 8

La misión tripulada que orbitó la Luna.


Insigina del Apolo 8
Insignia de la misión Apolo 8. Esta insignia fue diseñada por Jim Lovell, quien constantemente hacía diseños de la insignia mientras iba en un vuelo T-38 de California a Houston, poco después de que le fue informado el rediseño de la misión: orbitar alrededor de la Luna. La insignia es realmente creativa: el 8 en rojo describe la trayectoria alrededor de la Tierra y de la Luna, lo cual era el objetivo de la misión. La forma triangular de la insignia simboliza la forma del Módulo de Comando de la misión Apolo. En el número ocho rojo están los nombres de los tres astronautas. Créditos: NASA.
En un principio la misión Apolo 8 había sido planeada para probar el Módulo Lunar en la órbita baja de la Tierra. Sin embargo, la entrega del Módulo lunar se retrasó y finalmente se cambió el objetivo de la misión, siendo el nuevo objetivo realizar un vuelo orbital alrededor de la Luna. Finalmente el lanzamiento se hizo el 21 de diciembre de 1968, y la tripulación tardó tres días en llegar a la Luna.


Apolo 8 Saturno V
Imagen del cohete Saturno V, que lanzaría al espacio la misión Apolo 8. Créditos: NASA.


Con la misión Apolo 8 se alcanzaron varios logros. Fue el primer viaje espacial tripulado que llegó a una velocidad suficiente como para escapar del campo gravitacional del planeta Tierra. Además, esta misión fue también la primera en la que se consiguió escapar del campo gravitacional de otro cuerpo celeste (la Luna). Y por último, la misión Apolo 8 fue el primer viaje tripulado en el que se logró regresar a la Tierra desde la órbita de la Luna. 

La tripulación estaba formada por tres astronautas: el Comandante de la Misión Frank Borman, el Piloto del Módulo de Mando Jim Lovell, y el Piloto del Módulo lunar Bill Anders. Estos tres hombres fueron los primeros seres humanos que vieron la cara oculta de la Luna, y serían también los primeros en ver la Tierra desde una órbita alrededor de otro cuerpo celeste. 

La misión fue también el primer lanzamiento tripulado de un Saturno V y la segunda misión tripulada del Programa Apolo.

Los tres astronautas orbitaron la Luna 10 veces, durante un tiempo de 20 horas. En ese tiempo la tripulación hizo una emisión de televisión coincidiendo con el día de Nochebuena. En la emisión los astronautas leyeron los 10 primeros versos del Génesis, y lo hicieron de manera que la lectura del texto coincidiese con una vista completa de la Tierra. Los teleespectadores veían la Tierra desde el espacio mientras los astronautas leían los versos.  En aquel momento fue el programa de televisión más visto de la historia. 


Foto de la Tierra Apolo 8
Esta es la primera imagen que se tomó de la Tierra en su totalidad. Probablemente la imagen fue tomada por William Anders.

La tripulación del Apolo 8

Tripulación del Apolo 8
La tripulación del Apolo 8 en el simulador del Kennedy Space Center.
De izquierda a derecha vemos a James A. Lovell Jr., William A. Anders, and Frank Borman.
Imagen: NASA.
 
La tripulación de la misión Apolo 8 fue la siguiente:

    - Frank F. Borman, II  - Comandante (CDR)
    - James A. Lovell, Jr - Piloto del Módulo de Mando (CMP)
    - William A. Anders  - Piloto del Módulo Lunar (LMP)

Inicialmente estaba previsto que Michael Collins fuese el piloto del Módulo de Mando, mientras que Lovell era el suplente. Sin embargo Collins fue sustituido en julio de 1968 porque padecía de una hernia discal y tuvo que someterse a una operación quirúrgica.
 
Tripulación suplente

    Neil A. Armstrong - Comandante
    Edwin E. Aldrin, Jr - Piloto del Módulo de Mando
    Fred W. Haise, Jr - Piloto del Módulo Lunar

La misión

El lanzamiento se hizo el 21 de diciembre de 1968. 

El equipo de control de Tierra para el Apolo 8 estuvo compuesto por astronautas asignados a la tripulación de apoyo, y directores de vuelo y su equipo.  Para el Apolo 8, los miembros de este grupo incluyeron a John S. Bull, Vance D. Brand, Gerald P. Carr y Ken Mattingly.

Los grupos de control aquí en la Tierra se rotaban en 3 turnos, cada uno dirigido por un director de vuelo. Los directores para el Apolo 8 incluyeron a Glynn Lunney (equipo Negro), Cliff Charlesworth (equipo Verde)  y Milton Windler (equipo Cafe).

Tras orbitar a la Tierra, el vehículo fue enviado en trayectoria lunar y aumentó su velocidad desde los  28.000 kms/hora hasta alcanzar los 39.564 kms/hora. Después de abandonar la tercera fase, se realizaron las maniobras de trasposición y acoplamiento.

El día 24 de diciembre de 1968, coincidiendo con la Nochebuena, después de 55 horas y 38 minutos de vuelo, alcanzaron el punto de equilibrio, situado a 326.454 kilómetros de la Tierra,  y poco después se situaron en la órbita de la Luna, tras reducir su velocidad a 3.287 km/h. 

El equipo del Apolo 8 consiguió dar un total de 10 órbitas a la Luna. Tardaron apróximadamente dos horas en realizar cada órbita. Volaron a una altura de sólo 100 kilómetros.

Se demostró en la misión que se podía recuperar el contacto con la nave tras perder el mismo al navegar por la parte oculta de la Luna.
 

El amerizaje del Apolo 8

Módulo comando Apolo 8
Imagen del módulo de mando del Apolo 8 en el portaviones USS Yorktown. Imagen: Public Domain.
 
El viaje de vuelta a la Tierra se inició en la medianoche del 25 de diciembre. Para ello, fue necesario subir la velocidad hasta los 9.682 km/h . El vuelo de regreso duró un poco más de dos días. 

Poco antes de entrar en la atmósfera, se abandonó el módulo de servicio, y la tripulación finalmente amerizó el 27 de diciembre de 1968 en el Océano Pacífico. 

El vuelo tuvo una duración total de 147 horas y 11 minutos.

En la misión Apolo 8 se batieron varios récords: mayor velocidad soportada por un ser humano (36.673 km/h), mayor distancia alcanzada por un ser humano (372.800 km.), y era la primera vez que un ser humano orbitaba la Luna, que observaba su cara oculta y que más se acercaba a su superficie.

Referencias


Apolo 8 Flight Journal: un completo diario de la misión Apolo 8 publicado en la web de la NASA.

Leer más »

Google X-Price: un premio para aterrizar en la Luna.

Una competición de 30 millones de dólares para aterrizar en la Luna

Logotipo del Google Lunar X Prize
Logotipo del Google Lunar X Prize. Créditos: Google.


El Google Lunar X PRIZE, también conocido como Moon 2.0, es una competición organizada por la Fundación X PRIZE, y patrocinada por Google.

Básicamente esta apasionante competición, convocada en septiembre de 2007, consiste en que varios equipos presentan un proyecto para lograr que un rover lunar pueda cumplir 3 funciones: ser lanzado, aterrizar y moverse por la superficie de la Luna.

Un jugoso premio de 30 millones de dólares



El premio Google Lunar X Prize es económicamente muy interesante, ya que se otorgan 30 millones de dólares al primer equipo que consiga aterrizar un rover en la Luna y lograr que se desplace más de 500 metros. También deberán lograr que transmita de regreso a nuestro planeta imágenes de alta definición y vídeo.

El segundo premio es de 5 millones de dólares y también hay 5 millones más en premios para quien consiga recorrer distancias mayores de 5 kilómetros, tomar imágenes de artefactos fabricados por el hombre y que actualmente se encuentren en la Luna, detectar hielo o lograr superar una noche en la Luna (cosa que, aunque parezca fácil, no lo es, debido a las durísimas condiciones de nuestro satélite).

Hasta ahora, cinco equipos, llamados Astrobotic, Hakuto, Moon Express, Part-Time Scientists y Team Indus han pasado el pasado año 2014 sometiendo su hardware y software a una serie de rigurosas pruebas y revisiones técnicas. Estas pruebas fueron supervisadas por un tribunal compuesto por los principales expertos del mundo del sector aeroespacial.  El proceso de selección se ha llevado a cabo durante más de un año.

Además del premio principal, hay una serie de premios opcionales, de participación no obligatoria para los equipos. Se trata de los premios Milestone, que premian la fase de aterrizaje, la movilidad y la obtención de imágenes. 

Premio Milestone de aterrizaje 

Los 3 equipos premiados con 1 millón de dólares en este apartado han sido Astrobotic, Indus y Moon Express.

De entre los proyectos presentados, Astrobotic destaca porque ha desarrollado un sistema de aterrizaje autónomo que puede determinar la posición y la altitud de la nave espacial. Para ello, el equipo diseñó una tecnología que permite comparar las imágenes de las cámaras de a bordo del aterrizador "Griffin" con las imágenes de alta resolución que obtuvo en su día la NASA de la superficie de la Luna.


Rover del equipo Astrobotic
Red Rover de Astrobotic. Imagen: Astrobotic Technology, 2011.


Durante el descenso, Griffin utiliza un sensor láser para construir un modelo 3D de la superficie de la Luna y así poder determinar de forma autónoma el lugar más seguro para alunizar. El pasado año el equipo Astrobotic demostró que el sistema de Griffin funciona correctamente ya que se hicieron pruebas, ante jueces, en el desierto de Mojave. 

Por su parte, el equipo Indus,  construyó un prototipo a escala real del módulo de aterrizaje que habían desarrollado. Lo construyeron usando paneles de aluminio para darle una estructura ligera. Así mismo, dotaron al módulo de cuatro patas de aterrizaje para absorber los impactos.


El equipo Moon Express desarrolló una nave muy vanguardista, el MX-1. La característica principal de esta nave es que está dotada con dos tanques que tienen forma de rosquilla y que maximizan la cantidad de combustible que puede llevar una nave. En diciembre de 2014 el equipo Moon Express realizó varias pruebas ante los jueces del premio XPrize en el Centro Espacial Kennedy de la NASA.


Premio Milestone de movilidad. 


Los equipos deberán tener en cuenta las duras condiciones de la superficie de la Luna al desarrollar los rovers lunares, debido a que las partículas que cubren la Luna son muy abrasivas y pueden causar daño a los vehículos lunares. 

Así, por ejemplo, el rover Yutu enviado por China, que alunizó en diciembre del 2013, sufrió graves daños tras recorrer tan sólo 100 metros. Para ganar el Premio de Movilidad los rovers deberán alcanzar los 500 metros, lo cual da una idea de la dificultad de la empresa que deben abordar los equipos. 

El equipo Hakuto obtuvo un premio de movilidad de 500.000 dólares. Este equipo se centró exclusivamente en el aspecto de movilidad y han desarrollado un ligero rover llamado Moonraker. También están planeando enviar un rover más pequeño llamado Tetris para una misión científica adicional para explorar otras zonas bajo la superficie de la Luna. El rover de cuatro ruedas Moonraker remolcará al de dos ruedas Tetris con una correa extensible. El rover más pequeño podrá entrar en cuevas lunares. Para la fabricación, han utilizado fibra de carbono, basándose en materiales usados en la Fórmula 1. 

Hakuto rover
Imagen del rover dual. Créditos: Hakuto.


En diciembre, Hakuto probó sus rovers en la playa en Hamamatsu, Japón y logró recorrer los 500 metros. 


Por su parte, el equipo Astrobotic, que obtuvo un premio de movilidad de 500.000 dólares, planea investigar cuevas en el Lacus Mortis, una región de la Luna. El rover diseñado por este equipo se llama Andy, y fue probado en el Centro de Investigación Glenn de la NASA en Cleveland, Ohio. 



Premio Milestone a la obtención de imágenes


Para ganar el premio de obtención de imágenes se pidió a los equipos que tomasen imágenes en alta definición y panorámicas de 360 grados, ya que cuando el proyecto ganador viaje a la Luna deberá obtener una panorámica de 360 grados del lugar de aterrizaje, así como ocho minutos de video que muestre el aterrizaje, la movilidad y otras fases de la misión.

En este apartado se premió a los equipos Astrobotic y Moonexpress.




Leer más »

La Agencia Espacial Europea publica un video sobre la futura base en la Luna

Esta base se podría construir con una impresora 3D

Diseño conceptual de base en la Luna.  La creación de una futura base lunar se podría hacer mucho más simple mediante el uso de una impresora 3D para su construcción con materiales locales. Los socios industriales incluyendo a los renombrados arquitectos Foster + Partners se han unido con la ESA para probar la viabilidad de la impresión en 3D utilizando suelo lunar.

La base primero se desarrolló a partir de un módulo tubular que puede ser fácilmente transportado por un cohete al espacio. Después, una cúpula hinchable se extiende desde un extremo de este cilindro para proporcionar una estructura de soporte para la construcción. Créditos de la imagen: ESA y Foster + Partners.



La Agencia Espacial Europea ha publicado un video en Youtube en el que muestra cómo se podrían fabricar habitáculos en la Luna con una impresora 3D. De esta manera se podría llegar a crear una base permanente en la Luna.

Según un comunicado de la ESA, que adjunta al video subido a Youtube “En el año 2013, la Agencia Espacial Europea (ESA), en colaboración con socios industriales, demostró que la impresión en 3D era viable. Desde entonces, trabajamos en perfeccionar la técnica”.

En el video podemos ver cómo se construirían las casas en la Luna con la tecnología 3D. Este sería un primer paso para después poder instalar una gran base lunar para los futuros astronautas de las misiones espaciales.


Este bloque de construcción de 1,5 toneladas se produjo como una demostración de las técnicas de impresión 3D utilizando suelo lunar. El diseño se basa en una estructura de célula cerrada hueca - una reminiscencia de los huesos de aves - para dar una buena combinación de resistencia y peso. Imagen: ESA.



Un equipo de arquitectos colaboró con la ESA para buscar el lugar más idóneo en el que podría instalar esta base lunar.  

Según la ESA “En el borde del cráter Shackleton, en el polo sur de la Luna, se localizaría la base. La rotación de la Luna es tal que el Sol sólo roza sus polos en ángulos bajos. El resultado es un pico de la luz eterna casi constante a lo largo del borde del cráter, junto a las regiones de sombra permanente”.

Así, construyendo la base cerca de este cráter se podría tener energía solar abundante y además se estaría protegido contra los grandes cambios de temperatura de la Luna. 


Multi-cúpula, basado en el concepto de impresión 3D. Una vez ensamblado, las cúpulas están cubiertas con una capa que ayuda a proteger a los ocupantes contra la radiación y micrometeoritos espacio. Imagen: ESA y Foster + Partners


Desde la página de la ESA puedes descargar las imágenes de este proyecto a alta resolución.






Leer más »

Mercury 9

Misión Mercury 9

Insignia de la misión Mercury 9
Insignia de la misión Mercury 9
Mercury-Atlas 9 fue la útlima misión espacial tripulada del Programa Mercury.

El 15 de mayo de 1963, a las 8:04 a.m,  se lanzó el cohete Atlas 130-D desde el Complejo de Lanzamiento 14 en Cabo Cañaveral, Florida.

La nave espacial, llamada Faith 7, pilotada por Gordon Cooper, completó 22 órbitas alrededor de la Tierra antes de amerizar en el océano Pacífico.

Lanzamiento del cohete Atlas 130-D de la misión Mercury 9
Momento del lanzamiento del cohete Atlas 130-D en Cabo Cañaveral, Florida. 
Foto: NASA.


Antes de la misión

La anterior misión Mercury 8 había tenido tanto éxito a nivel técnico que en la NASA llegaron a plantearse finalizar el Programa Mercury en la octava misión y seguir adelante con el Programa Gemini.

Sin embargo, finalmente se optó por realizar la misión Mercury 9, cuyo objetivo principal sería tener a un astronauta en el espacio durante un día entero.

En septiembre de 1962, la NASA concluyó las negociaciones con la empresa McDonnell para modificar cuatro naves espaciales Mercury para que pudiesen tener la capacidad de realizar una misión de un día completo. Para ello, era necesario eliminar de la nave el periscopio y unos propulsores. También era necesario añadir a la nave baterías adicionales y tanques de oxígeno.

En noviembre de 1962, Gordon Cooper fue elegido como piloto principal de la misión, y Alan Shepard como su sustituto.

Más tarde, el 22 de abril de 1963, se llevaron al Complejo 14 de Cabo Cañaveral el cohete Atlas 130-D y la nave Mercury. Esta nave era la número 20 del proyecto.

Como la misión Mercury orbitaría alrededor de casi toda la Tierra, se asignaron al seguimiento de la misión un total de 28 barcos, 171 aviones y 18.000 hombres.

Cuando Cooper subió a la cápsula Faith 7 a las 6:36 am de la mañana el 14 de mayo de 1963, se encontró un "pequeño regalo" que le habían dejado en la nave: Alan Shepard, el piloto sustituto, gastándole una broma le dejó un desatascador de inodoros. Resulta que Shepard sabía que Cooper tendría en esta misión una nueva versión del dispositivo de contención de orina. Shepard no tuvo este dispositivo en la misión Mercury-Redstone 3 y debido a esto tuvo que hacerse sus necesidades encima. Shepard le dejó unas instrucciones que decían "agitar antes de usar".

Sin embargo, "el regalito" que Shepard le hizo a Cooper no viajaría ese día a la órbita terrestre. Pero tampoco lo hizo Cooper en ese día, porque debido a varios problemas con el radar en las Bermudas y otros problemas en el motor se tuvo que cancelar el lanzamiento hasta el 15 de mayo.


La tripulación

Gordon Cooper, piloto principal de la misión Mercury 9
En la imagen Gordon Cooper, conocido como "gordo", piloto principal de la Mercury 9. Foto: NASA. 
Cooper Cooper fue el astronauta principal de la misión Mercury 9. Se convertiría en el primer estadounidense en dormir en el espacio en una misión que duró 34 horas. Fue también el último estadounidense al que se enviaría para llevar a cabo una misión totalmente en solitario.

Años más tarde sería comandante de la misión Gemini 5 y de la misión Apolo 13. 

El piloto sustituto era  Alan B. Shepard, Jr.


Objetivos de la misión

El objetivo de la misión era mantener un astronauta en el espacio durante un día completo. 


El vuelo de la misión Mercury 9


Finalmente, el 15 de mayo de 1963 a las  8:04:13 a.m. se produjo el lanzamiento. La nave Faith 7 se lanzó desde el Complejo 14 de Cabo Cañaveral. En tan sólo cinco minutos la nave entró en órbita a una velocidad de 28.239 kms por hora.

Tras haberse separado la nave del cohete y haber entrado en órbita, Cooper hizo comprobaciones y desde control de tierra le informaron de que todo estaba correcto.

Al inicio de la tercera órbita, Cooper comprobó la lista de su agenda que contenía 11 experimentos para realizar. Su primera tarea fue expulsar una esfera que tenía un diámetro 152 mm, equipada con luces estroboscópicas de xenón. Este experimento fue diseñado para probar su capacidad de detectar y rastrear una luz intermitente en órbita.


Cuando estaba dando la cuarta órbita a la Tierra pudo ver la esfera luminosa que había lanzado. También la volvió a ver durante la quinta y sexta órbitas.

En la sexta órbita, y habiendo transcurrido a unas 9 horas de vuelo, Cooper preparó unas cámaras, ajustó la actitud de la nave y accionó los interruptores para intentar expulsar de la nave un globo de unos 762 mm. Este globo, que iría sujeto a la nave con una fina cuerda de nylon, estaba pintado en color naranja fluorescente e hinchado con nitrógeno. Serviría para realizar un experimento que mediría la diferencia de resistencia atmosférica entre los 160 kms de altitud y los 260 kms, pero Cooper no fue capaz de expulsar el globo de la nave para poder realizar el experimento.

Durante la séptima órbita Cooper superó el récord de Schirra, que en la anterior misión Mercury 8 había logrado realizar 6 órbitas a la Tierra. En ese momento, Cooper estaba ocupado realizando experimentos sobre radiación.

Después de 10 horas, la estación de seguimiento de Zanzíbar informó a Cooper de que las condiciones de la nave de momento eran adecuadas para realizar hasta las 17 órbitas. Cooper estaba orbitando la Tierra cada 88 minutos y 45 segundos con una inclinación de 32,55 grados con respecto al ecuador.

Estaba programado que Cooper descansase entre las órbitas 9 a 13. Su cena consistía en carne asada en polvo y un poco de agua. Luego tomó fotografías de Asia e informó a control de Tierra sobre el estado de la nave. Cooper no tenía sueño y durante la órbita 9 hizo algunas de sus mejores fotos, entre ellas imágenes de las tierras altas del Tíbet y del Himalaya.

Imagen de las tierras altas del Tibet tomada por Cooper
Imagen de las tierras altas del Tibet obtenida por Cooper durante su vuelo orbital en la misión Mercury 9.
Arriba a la derecha se puede ver el lago Chin-Tzu-Hu y abajo a la izquierda el lago Yen-Ko-Ling. Foto: NASA.


Durante el vuelo Cooper informó que podía ver carreteras, ríos, pequeñas aldeas e incluso casas si las condiciones de iluminación eran buenas. Esto fue confirmado más tarde por los equipos de la misión Géminis, en la que el propio Cooper también volaría. 

Avanzado el vuelo, Cooper durmió intermitentemente las próximas seis horas, durante las órbitas 10 a la 13. Se despertó de vez en cuando y tomó más fotografías, realizó informes de las grabaciones realizadas, e hizo comprobaciones de la temperatura en el interior de la nave. 


En  la órbita catorce, Cooper hizo una evaluación del estado en que se encontraba la nave Pudo comprobar que el suministro de oxígeno era suficiente. El combustible de peróxido era de un 69% en el tanque automático y un  95% en el tanque manual. 

En la órbita 15, pasó la mayor parte del tiempo calibrando los equipos y sincronizando los relojes.

En la órbita 16 realizó fotos sobre Zanzíbar pero salieron sobreexpuestas. Aún así contenían datos valiosos.


Al inicio de la órbita 17,  al cruzar Cabo Cañaveral, Florida, Cooper transmitió imágenes de televisión en blanco y negro a baja resolución al Centro de Control de Mercury en tierra.  La imagen era turbia y  mostraba una imagen con aspecto fantasmal del astronauta. 

Era la primera vez que un astronauta americano había enviado imágenes de televisión desde el espacio.



En las órbitas 17 y 18, Cooper tomó fotos meteorológicas en infrarrojos. También reanudó las mediciones del contador Geiger de radiación. 

Durante las órbitas 18 y 19 Cooper cantó, y se maravilló de la vegetación de la Tierra. Hubo un problema con una luz que indicaba la reentrada de la nave, pero se descubrió que sólo era una falsa alarma debida a un fallo del indicador. Habían pasado 30 horas desde el despegue. 

En la órbita 20, Cooper perdió las lecturas de actitud de la nave. La "actitud" es la posición de la nave respecto del horizonte.

En la órbita 21 hubo un cortocircuito que afectó a la estabilización automática y al sistema de control, al dejarlos sin corriente. John Glenn, que estaba a bordo del Coastal Sentry Quebec, en Japón, ayudó a Cooper. Debido a los fallos en el sistema, muchos de los pasos se tendrían que hacer manualmente. Sólo Hawai y Zanzíbar estaban en el rango de radio en esta última órbita, pero las comunicaciones eran buenas.

Cooper señaló que el nivel de dióxido de carbono se elevaba en la cabina y en su traje espacial. Al pasar sobre Zanzibar le comentó a Carpenter que las cosas se estaban empezando a compliar. A pesar de ello Cooper se mantuvo tranquilo.


Al final de la órbita 21 Cooper contactó nuevamente con Glenn y le comunicó que había seguido sus instrucciones. Como fallaba el sistema automático, Cooper tuvo que mantener la actitud de la nave manualmente, para lo cual dibujó unas líneas en la ventana para mantenerse alineado con las constelaciones. Cooper contaría después que, al no disponer de sistemas automáticos, tuvo que utilizar su reloj de pulsera para controlar la cuenta atrás al tener que activar manualmente los retrocohetes (a la orden de Glenn) y que utilizó su propia vista para mantener la actitud de la nave. Y todo ello lo hizo guardando la calma, a unos 260 kms de altitud. 

Amerizaje



A pesar de estos obstáculos, quince minutos más tarde Cooper consiguió amerizar en la cápsula Faith 7 a tan sólo 6 kms del USS Kearsarge, el portaaviones de rescate. Era el aterrizaje más exacto que se había logrado hasta ahora, a pesar de la carencia de controles automáticos.

Portaaviones Kearsarge en la misión Mercury 9
El portaaviones Kearsarge acude al rescate del astronauta Gordon Cooper, que amerizó a bordo de la Faith 7.
En la cubierta de portaaviones se puede leer el nombre de la misión "Mercury 9". Foto: NASA. 

El amerizaje se produjo 34 horas,  19 minutos y 49 segundos después del despegue. 


Tras la misión Mercury 9, se debatió en la NASA sobre si era necesaria o no una nueva misión Mercury 10. Se propuso que sería una  misión de 3 días, con 48 órbitas y comandada por Alan Shepard. La fecha que se barajaba era octubre de 1963. Sin embargo, finalmente la NASA decidió que ya era el momento de dar comienzo a la misión GEMINI

El programa Mercury había realizado todos sus objetivos.


La misión Mercury 9 en la actualidad

La cápsula Faith 7 se encuentra actualmente en el Space Center Houston


Datos técnicos

Fecha de lanzamiento: 15 de mayo de 1963, a las 13:04:13 UTC.
Fecha del amerizaje: 16 de mayo de 1963, a las 23:24:02 UTC.
Fabricante: McDonnell Aircraft.
Cohete: Atlas LV-3B.
Masa: 1.360 kg.
Número de órbitas: 22
Duración de la misión: 34 horas, 19 minutos, 49 segundos.
Apogeo: 267 km.
Perigeo: 161 km.
Inclinación: 32.5°.
Periodo orbital: 88,5 min.
Tripulación: 1 (Gordon Cooper).

Directores de vuelo

Chris Kraft—Red team
John Hodge—Blue team

Recursos multimedia de la misión Mercury 9

Audios

Próximamente se incorporarán audios a esta sección.

Videos





REFERENCIAS

NSSDC Master Catalog (NASA).
Wikipedia - Mercury 9 (en inglés).


Leer más »

Mercury 8

Mercury 8 Insignia
Insignia de la misión Mercury 8. Foto: NASA.

Mercury-Atlas 8 fue la quinta  misión tripulada de Estados Unidos. Esta misión pertenecía al Programa Mercury

LA NASA anunció oficialmente este vuelo el 27 de Junio de 1962. El lanzamiento sufrió un retraso de dos semanas debido a problemas con el impulsor del cohete Atlas. 

Finalmente fue lanzada el 3 de octubre de 1962, utilizando un cohete Atlas. La misión fue tripulada por Walter Schirra, quien orbitó seis veces la Tierra en un vuelo que duró 9 horas. 

La misión Mercury 8 se centró más en evaluar aspectos técnicos de la nave que en hacer experimientos científicos. Los únicos problemas fueron algunos pequeños contratiempos con los impulsores del cohete Atlas durante el lanzamiento y que el traje de presión de Schirra tenía una temperatura defectuosa. Por lo demás, la misión a nivel técnico fue un éxito. Incluso la nave gastó menos combustible de lo esperado. 

Este fue el vuelo orbital tripulado más largo de Estados Unidos durante la carrera espacial, aunque se quedó muy por detrás del récord de varios días que estableció  la nave Vostok 3 de la URSS, logrado a principios de 1962. 

Después de 6 órbitas, la cápsula Sigma 7 amerizó en el Océano Pacífico After six orbits, the capsule landed in the Pacific Ocean a media milla del lugar previsto para el rescate.
Centro de control de la misión Mercury
Centro de control de la misión Mercury 8. Foto: NASA.


En cuanto a los resultados científicos de la misión, Schirra volvió en buen estado después de haber estado confinado nueve horas en un entorno de baja gravedad. 

Respecto de la observación de la superficie terrestre, ésta no fue provechosa debido a que el cielo estaba cubierto de nubes y a que la luz no era adecuada para fotografiar. 



La misión Mercury 8 no tuvo mucha relevancia en cuanto a la opinión pública en comparación con otras misiones anteriores del Programa Mercury. Era debido a que la crisis de los misiles de Cuba eclipsó el evento en los medios de comunicación. 

A pesar de no haber tenido mucho impacto en la opinión pública, la misión había sido un éxito y se confirmaba la capacidad de la nave Mercury, lo cual permitía a la NASA planear con confianza un vuelo de un día entero de duración, que sería el próximo Mercury 9. 


Contexto de la misión

Hacia 1962 , en plena carrera espacial, tanto en los Estados Unidos como  la Unión Soviética habían llevado a cabo dos vuelos espaciales en solitario. Sin embargo, había una percepción generalizada  de que los Estados Unidos se estaban quedando atrás ; sus dos misiones habían sido suborbitales y habían durado sólo unos pocos minutos . En cambio, las misiones soviéticas habían orbitado la Tierra , y el Vostok 2 , había permanecido en órbita por un día completo .

EE.UU esperaba reducir la brecha existente con la URSS usando el cohete Atlas en las próximas misiones Mercury. 

La NASA anunció que realizará sus dos primeras misiones orbitales a finales de noviembre de 1961, poco después del vuelo de prueba de la misión Mercurio-Atlas 5 ( MA- 5 ), que había llevado a un chimpancé y logrado completar 2 órbitas a la Tierra . 

La misión Mercury Atlas 6 fue planeada como el primer vuelo orbital, con John Glenn como el astronauta principal y Scott Carpenter como su sustituto.

Posteriormente, la Misión Mercury 7 fue pilotada por el astronauta Scott Carpenter, logrando realizar 3 órbitas a la Tierra. El sustituto de Carpenter para esta misión era el astronauta Walter M. Schirra

En febrero de 1962,  se empezó a planificar la misión Mercury 8 (MA -8) , la tercera misión orbital , con el objetivo de lograr dar 6 o 7 órbitas a la Tierra. Esta misión sería un paso previo a lograr un vuelo de un día completo con 18 órbitas a la Tierra. 

Finalmente, el 27 de junio de 1962, la NASA anunció que se realizaría un vuelo de 6 órbitas a la Tierra, con Walter Schirra como astronauta principal de la misión y Gordon Cooper como su sustituto, quien más tarde sería el astronauta principal de la Mercury 9. 

A mediados de agosto de 1962, la Unión Soviética lanzó dos misiones orbitales, Vostok 3 y Vostok 4, con tan sólo un día de diferencia entre ambas. Las dos naves estuvieron en órbitas de intersección, y en contra de lo que se especulaba desde EE.UU, no intentaron el acoplamiento. Completaron misiones de 64 y 48 órbitas respectivamente, y aterrizaron el 15 de agosto, con pocos minutos de diferencia la una de la otra.

Schirra y Kraft discutiendo el plan de vuelo de la Mercury 8
El astronauta principal de la Mercury 8, Schirra junto a  Kraft, 
Jefe de la Divisón de Operaciones de Vuelo,  
discutiendo el plan de vuelo de la Mercury 8. Foto: NASA.

Este logro de la URSS al realizar 64 órbitas, estaba muy por delante de cualquier cosa que se hubiese hecho hasta el momento en la misión Mercury de EE.UU, lo cual hizo que la NASA rápidamente considerase  la posibilidad de modificar una cápsula para poder realizar maniobras activas y así tener capacidad de encuentro y acoplamiento, utilizando para ello la tecnología que estaba siendo desarrollada para el programa Gemini . Sin embargo , después de examinar los problemas de seguridad que había y el tiempo que implicaría desarrollar esta propuesta se decidió  abandonar la idea y continuar con la misión planeada de seis órbitas. 


La tripulación

La cápsula de la misión Mercury 8 fue llamada Sigma 7, y estaba pilotada por el astronauta Walter Schirra. El piloto sustituto era Gordon Cooper

Schirra, fue piloto de la Marina de los EE.UU y astronauta de los programas Mercury, Gemini y Apolo. Estuvo en total 295 horas y 15 minutos en el espacio.

En 1959 Schirra entró a formar parte del Proyecto Mercury.  El 3 de octubre de 1962, pasó a ser el quinto norteamericano que orbita la Tierra, a bordo de la nave Mercury 8.


Walter Schirra
Walter Schirra, tripulante de la Mercury 8. Foto: NASA.

El lanzamiento

El astronauta de la Mercuy, Schirra,  se despertó a las 1:40 am ET, en la mañana del 3 de octubre , y después de un generoso desayuno,  que incluyó pescado azul, y unos breves ejercicios físicos, se dirigió hacia la  plataforma de lanzamiento a las 4 am. 

Entró en la nave espacial a las 4:41 am ET , donde comenzó las comprobaciones previas al lanzamiento.
La cuenta atrás del lanzamiento discurrió como estaba previsto hasta las 6:15, momento en el que hubo un retraso de 15 minutos para permitir que la estación de seguimiento de las Islas Canarias reparase su radar.

La cuenta atrás se reanudó a las 06:30 y se procedió a la ignición sin más retrasos. El despegue se desarrolló con normalidad, pero a los10 segundos, el Atlas hizo unos movimientos circulares imprevistos que amenazaban con abortar la misión . Sin embargo , después de unos momentos de tensión , todo volvió a la normalidad. Más tarde se supo que el movimiento había sido provocado por una ligera desalineación de los motores principales. 

Después de 3 minutos y medio de vuelo,  Deke Slayton , desde control interrumpió a Schirra para preguntarle  "Are you a turtle today?" ("¿Eres hoy una tortuga? " ).

Schirra , desconcertado , comunicó que iba a usar la grabadora de voz de a bordo para dejar su respuesta (en vez de hacerlo a través del circuito de radio en abierto).

El "Turtle Club" (club de tortuga) era una broma  que solían gastar entre sí los astronautas. Al ser desafiado con esta pregunta, la respuesta que debía dar el astronauta desafiado era "you bet your sweet ass I am" (apuesta tu dulce culo a que lo soy). Si el astronauta no respondía correctamente perdía el desafío y tenía que pagar una ronda. Schirra no quiso dar la respuesta por la radio en abierto y la grabó para luego mostrársela a Deke Slayton y así demostrarle que había respondido correctamente y que no había perdido la apuesta. Se trataba de una broma para aliviar tensiones en un momento tan peligroso como lo es el despegue de un cohete espacial. 


Lanzamiento Mercury 8
Lanzamiento de la Mercury 8. Foto: NASA.

Objetivos de la misión

El plan de vuelo original  de la misión Mercury 8 fue publicado el 27 de julio de 1962 y  a pesar de que fue revisado en agosto y septiembre, se mantuvo prácticamente sin cambios hasta el lanzamiento.

El objetivo principal de la misión Mercuy 8 eran los aspectos técnicos de ingeniería. La misión se centraba en la nave y no en la experimentación científica. Se trataba de allanar el camino para una futura misión de larga duración .

Se evaluó cómo se comportaba  la nave en un vuelo seis órbitas y también los efectos que producía en el piloto la microgravedad prolongada.

También se puso a prueba la red de seguimiento y comunicaciones en todo el mundo para comprobar cómo funcionaría en una próxima misión de larga duración.

Se hicieron experimentos de control de vuelo, como por ejemplo girar manualmente la nave espacial dando vueltas a alrededor de sí misma y también se probó la realineación de los giroscopios de a bordo en el vuelo. 

A pesar de que la misión se centraba básicamente en aspectos técnicos de la nave, se hicieron  4 experimentos científicos. Dos de ellos requerían la participación activa del astronauta y otros dos eran completamente pasivos.

  • El primer experimento consistió en que el astronauta observase cuatro bengalas de gran potencia al pasar sobre Woomera , Australia , y una lámpara de xenón , mientras pasaba por encima de Durban , Sudáfrica . 
  • El segundo experimento consistía en realizar dos series de fotografías que debían hacerse usando una cámara Hasselblad de 70 mm, así como fotografías en color de la Tierra desde la órbita. Centrándose en las características geológicas y en los patrones de las nubes, las fotografías debían ser tomadas a través de un conjunto de filtros de colores proporcionados por el Servicio Meteorológico de Estados Unidos . Estos experimentos eran importantes, ya que ayudarían a mejorar las cámaras de los satélites meteorológicos en el futuro. 
  • Los experimentos pasivos consistían en exponer dos conjuntos de películas fotográficas sensibles a la radiación  y en probar ocho materiales experimentales diferentes que iban pegados al exterior de la nave para probar su comportamiento durante la reentrada de la nave.

Modificaciones de la nave

La nave espacial utilizada en la misión Mercury 8 era casí idéntica a las utilizadas en los anteriores vuelos orbitales Mercury. Se aligeró el peso de los retrocohetes y se añadió a mayores una bomba SOFAR.  Ésta sería expulsada en el momento que el paracaídas principal se desplegase y así ayudaría al personal de rescate a encontrar la nave más fácilmente cuando después de amerizar. También se actualizó el equipo de comunicaciones. 

Además de estas modificaciones, también se mejoraron los problemas de inestabilidad del cohete durante el despegue, ya que ahora la ignición era hipergólica en vez de pirotécnica.

Durante el vuelo orbital



Vista de América del Sur desde Sigma 7
Vista de América del Sur desde la cápsula Sigma 7 de la 
misión Mercury 8. Foto: NASA.
Después de la separación del cohete Atlas, Schirra estabilizó la nave espacial. A medida que la nave se movía sobre el Océano Atlántico, dirigió su atención a las pruebas de control manual de la nave espacial. 


Cuando estaba cruzando la costa oriental de África, Schirra comenzó a notar demasiado calor, tanto que bromeando lo comparó con el "calor que hace en Texas al cortar el césped". Los controladores de tierra también se percataron de este problema, y discutieron con el médico de vuelo sobre si era seguro continuar o si la misión debía terminar después de dar la primera órbita. 

El director de vuelo, Christopher Kraft, siguió el consejo del médico esperando que el problema se resolviese, y dio luz a una segunda órbita. Schirra finalmente solucionó el problema , al ajustar el mando de ventilación para que enfriase la cápsula.  



Al pasar sobre Australia, Schirra buscó a ver si veía una bengala lanzada desde Tierra, pero no pudo debido a las nubes. Sin embargo sí fue capaz de ver la tormenta iluminando la zona de Brisbane.

Atravesando México, informó a control en tierra de que estaba en "chimp configuration" (configuración chimpancé), con la cápsula volando totalmente en automático sin intervención del piloto. Al iniciar su segunda órbita comenzó a probar una maniobra de giro usando la Tierra como referencia a través de la escotilla principal, en vez de usar el periscopio.



Cuando estaba realizando la segunda órbita, confirmó que estaba viendo las "fireflies" (luciérnagas) que anteriormente había visto John Glenn . Las "fireflies" son pequeñas partículas de hielo que brillan y que fueron vistas por primera vez por John Glenn durante la misión Mercury 6. En algunos videos que circulan por internet, algunas personas comentan que estas partículas que se pueden ver en el espacio son "ovnis", cuando en realidad son hielo. 

Schirra realizó también maniobras de viraje utilizando primero la Luna y luego las estrellas como puntos de referencia. Schirra reportó que era complicado utilizar las estrellas como referencia debido a que las ventanas de la cápsula Sigma 7 eran pequeñas y tenían un campo de visión muy limitado, lo que hace difícil identificar las constelaciones. 

Al volver a pasar sobre el Océano Pacífico, puso el piloto automático y charló con "Gus" Grissom, que estaba en la estación de seguimiento de Hawai, sobre las cualidades del sistema de control manual. 


Cuando empezó la tercera órbita, Schirra desconetó los giroscopios de la nave espacial, apagó parte del sistema de energía eléctrica, y dejó que la cápsula fuese a la deriva. Aprovechó este momento de tranquilidad para ponerse a prueba y comprobar cómo funcionaban sus sentidos ante la ingravidez. Comprobó que la ingravidez le afectaba mucho. También aprovechó el momento para comer algo ligero. Volvió a encender la nave al sobrevolar el Océano Índico, y continuó sobre el Pacífico. Llegando a Hawai, se le dio autorización para realizar una misión completa de seis órbitas, y cuando había pasado sobre California cortó el suministro de energía eléctrica otra vez para volver a entrar en ingravidez. En ese momento aprovechó para hacer fotografías.

En la cuarta órbita, Schirra viajaba a la deriva en una nave que estaba invertida con la Tierra "por encima" de él. Continuó sacando fotos e intentó, sin éxito, encontrar el satélite Echo 1 mientras pasaba sobre el este de África. Cuando se acercaba a California, habló brevemente con John Glenn en una conversación que duró dos minutos y que fue transmitida en vivo por radio y la televisión en Estados Unidos. Posteriormente, Schirra volvió a tener problemas con el traje y con la temperatura interna.


En la quinta órbita, solucionado el problema, Schirra había comenzado a relajarse, comentando que era el primer descanso que había tenido desde diciembre de 1961. Cuando sobrevoló el Atlántico volvió a realizar fotografías. Al pasar sobre Filipinas informó sobre el buen estado del  combustible restante.
Al pasar sobre Quito, en Ecuador, hacia el final de su quinta órbita, le preguntaron a Schirra si tenía algún mensaje que transmitir a la estación de seguimiento, pero le pidieron que lo hiciese  "en español a los becarios aquí abajo". Schirra hizo algunos comentarios sobre lo hermoso que se veía Ecuador desde donde él estaba, y terminó diciendo "Buenos días, you all".  

Durante la sexta órbita  el ánimo de Schirra estaba dominado por los preparativos para el reingreso, aunque fue capaz de tomar una última serie de fotografías de América del Sur y probar con otro conjunto de pruebas de orientación espacial.  

Amerizaje

Cápsula Sigma 7 en el portaaviones de EE.UU Kearsarge.
Cápsula Sigma 7 en el portaaviones de EE.UU Kearsarge.
Foto: NASA.

El amerizaje de la misión Mercury 8 se produjo en el Océano Pacífico, donde se encontraban el portaaviones USS Kearsarge.

También se asignaron a la zona cuatro aviones de búsqueda  y tres helicópteros de rescate. 


El Kearsarge detectó la cápsula Sigma 7 en su radar 320 kms antes de que aterrizase, mientras que aún 200 millas (320 kilómetros) de aterrizaje; 90 millas (140 kilómetros) más arriba en la pista de aterrizaje, el destructor USS Renshaw informó un estampido sónico, ya que pasó por encima. En 40,000 pies (12,000 m), 


Schirra desplegó el paracaídas troncocónico, y luego el paracaídas principal estando a 4.600 m de altitud. 

El aterrizaje fue sorprendentemente preciso, a 7.2 kms del punto de destino inicialmente previsto y a tan sólo 800 metros del portaaviones Kearsarge, que se encontraba en la zona.

La cápsula cayó al agua, se hundió y tras un balanceo volvió a subir a la superficie, logrando enderezarse después de 30 segundos. Tres nadadores se lanzaron desde uno de los helicópteros de rescate para ayudar al astronauta, pero Schirra comunicó por radio que preferiría ser remolcado hasta el Kearsarge.

Momento del rescate de la Sigma 7
Momento del rescate de la cápsula Sigma 7, que es remolcada
hacia el portaaviones Kearsarge. Foto: NASA.


Transcurridos 40 minutos después del amerizaje, la cápsula Sigma 7 fue izada a bordo del portaaviones Kearsarge. Cinco minutos más tarde, Schirra abrió la escotilla ante una multitud que le esperaba. 

Después de hacer esto, examinaron a Schirra y las pruebas médicas mostraron claramente que su mano tenía moratones, provocados al haber accionado el interruptor de expulsión de la escotilla. 

Se demostraba así que Grissom, astronauta de la Mercury 4, tenía razón. 

Tras la misión Mercury 4 Grissom había sostenido en sus declaraciones que la escotilla de la cápsula había explotado. Sin embargo, en aquel momento no se le creyó porque no mostraba moratones ni heridas, y se pensó que él no había abierto la escotilla a tiempo, quedando descartado un fallo mecánico. 

Schirra permaneció a bordo del portaaviones Kearsarge durante tres días en los que se le hicieron pruebas médicas antes de desembarcar, mientras que la nave fue descargada en la isla de Midway y transferida a un avión para luego ser devuelta a Cabo Cañaveral para su análisis, con la intención a largo plazo de ponerla en exhibición permanente. 

Después del vuelo

En el informe después del vuelo no se reportaron averías mayores. A excepción de los problemas de temperatura con el traje, todos los objetivos relativos a aspectos técnicos de ingeniería se cumplieron con éxito. A destacar que la nave consumió menos combustible de lo esperado. 


En los análisis médicos no se encontraron  efectos fisiológicos significativos en el astronauta tras las nueve horas de ingravidez. También se señaló que Schirra no había recibido ninguna exposición importante de radiación, cuestión esta que preocupaba a la NASA. Se confirmó que había un flujo de radiación muy bajo dentro de la nave. 



En cuanto a Schirra,  dio una conferencia en la Universidad de Rice tras regresar a Houston, donde fue recibido por una gran multitud. Sin embargo, la crisis de los misiles de Cuba había ensombreció el éxito de la misión. 

También visitó la ciudad de Washington para recibir el 16 de octubre la Medalla de Servicio Distinguido de la NASA de manos del  presidente Kennedy. Ese  mismo día el presidente de los EE.UU había visto por primera vez fotografías tomadas por los aviones U-2 de los lugares en que se albergaban los misiles que causaron las crisis de Cuba. A pesar de las circunstancias,  la reunión fue cordial e informal. 

Schirra contaría más tarde que Robert Kennedy se lo llevó aparte y le tanteo por si estaba interesado en ejercer en política. El mismo ofrecimiento le había sido hecho también a John Glenn el año anterior. 

A diferencia de Glenn, sin embargo, Schirra rechazó cortesmente la propuesta y decidió permanecer en la NASA. Tres años más tarde Schirra sería el comandante de la misión Gemini 6A, y en octubre de 1968 voló al mando de la misión Apolo 7. En el año 1969 dejó la NASA, siendo el único astronauta que voló en las misiones Mercury, Gemini y Apolo. 




El éxito de la misión Mercury 8 hizo que  la preparación para la próxima misión, la Mercury 9, resultase mucho más fácil, aunque algunos expertos opinaron que el Programa Mercury debería haber terminado justo en aquel momento de éxito, en vez de arriesgarse a tener un nuevo vuelo dentro del mismo programa.



Mercury 8 en la actualidad

Sigma 7 de la misión Mercury 8 en el Hall of Fame de Florida
Cápsula Sigma 7, de la misión Mercury 8, en el Hall of Fame de Florida.

Tras haber sido exhibida en el U.S. Space & Rocket Center y en el Johnson Space Center, la cápsula Sigma 7 se encuentra actualmente en el United States Astronaut Hall of Fame, en Titusville, Florida. 

Recursos multimedia de la misión Mercury 8



Datos técnicos de la misión.


Fecha de lanzamiento: 3 de octubre de 1962
Masa: 3.543 km
Número de órbitas: 6
Apogeo: 285 km
Perigeo: 153 km
Inclinación: 32.5°
Periodo orbital: 89 min
Tripulación: 1 (Walter Schirra).

REFERENCIAS


Wikipedia: http://en.wikipedia.org/wiki/Mercury-Atlas_8

Leer más »

Mercury 7

Insignia conceptual de Mercury 7
Insignia conceptual de Mercury 7

Mercury-Atlas 7 fue una misión tripulada del programa Mercury de Estados Unidos.

Fue lanzada el 24 de mayo de 1962 usando un cohete Atlas 107-D y una nave Mercury nº 18.

Lanzamiento del Aurora 7
Lanzamiento del Aurora 7. Foto: NASA.


Tripulación de Mercury 7



La cápsula fue llamada Aurora 7, y estaba pilotada por el astronauta Scott Carpenter, que fue el sexto humano en el espacio y el cuarto enviado por EE.UU. El sustituto de Carpenter para esta misión era el astronauta Walter M. Schirra

Scott Carpenter
Scott Carpenter, astronauta de la misión Mercury Atlas 7.
Foto: NASA.
Originalmente Deke Slayton iba a ser el astronauta principal de la misión, con Schirra como sustituto. Sin embargo, Slayton fue relevado de su puesto debido a que se le descubrió una arritmia cardíaca durante los entrenamientos. Si Slayton hubiese llegado a volar en la misión como astronauta principal, el vuelo habría recibido el nombre de Delta 7, porque este era el cuarto vuelo tripulado del Programa Mercury y la letra Delta (Δ) es la cuarta letra del alfabeto griego.


Objetivos de la misión y datos a destacar

El plan de vuelo incluía el primer estudio que se hacía sobre cómo se comportaban los líquidos  ante la falta de gravedad.

También se realizaron experimentos para fotografiar la Tierra y los fenómenos meteorológicos. Se intentó también observar una bengala lanzada desde Tierra, pero el resultado fue infructuoso.

Durante este vuelo, accidentalmente Carpenter descubrió que las partículas brillantes que John Glenn había observado en un vuelo anterior eran en realidad hielo que provenía del espacio exterior. John Glenn había descrito estas partículas como  "fireflies" (luciérnagas).

Al igual que había hecho John Glenn en la misión Mercury Atlas 6,  Carpenter rodeó la Tierra 3 veces. Tardó 4 horas y 39 minutos y alcanzó una altitud de 164 millas.

El comportamiento de la nave durante esta misión fue en su mayor parte excelente, de modo que en la misión se cumplieron todos los objetivos principales.

Amerizaje de la misión Mercury 7


Debido al cansancio y también en parte a que Carpenter estaba distraído viendo las partículas de hielo (fireflies), y también por un error de funcionamiento del sistema de alineación automático, Carpenter se desvió en la reentrada a la Tierra  en algo más de 400 kms, lo que provocó que hubiese un retraso al rescatarle   una vez amerizó. Amerizó a 1.000 millas al sureste de Cabo Cañaveral.

Reconocimientos a la misión 

John Glenn felicita al astronauta Carpenter
John Glenn, a la derecha, felicita a Scott Carpenter después del vuelo en la cápsula Aurora 7, el 24 de mayo de 1962.
Carpenter había sido el sustituto de Glenn en la misión Mercury 6. Foto: NASA.


Mercury 7 en la actualidad

Aurora 7 está actualmente expuesta en el Museum of Science and Industry en Chicago.

Datos técnicos de la misión Mercury 7


Fecha de lanzamiento: 24 de mayo de 1962
Masa: 1.350 kg
Número de órbitas: 3
Apogeo: 260 km
Perigeo: 154 km
Inclinación: 32.5°
Periodo orbital: 88,3 min
Tripulación: Scott Carpenter.

REFERENCIAS

Transcripción de las conversaciones durante la misión. Spacelog.org
Wikipedia, http://en.wikipedia.org/wiki/Mercury-Atlas_7

Leer más »

Mercury 6

Mercury 6: Estados Unidos consigue orbitar la Tierra. 

Insignia Mercury 6
Insignia conceptual de Mercury 6.

"Aquí Friendship 7, tengo una hermosa puesta de Sol ":  John Glenn, era el tercer astronauta de EEUU que voló al espacio y se convertiría en el primero de su país en lograr orbitar la Tierra.
John Glenn junto al equipo de especialistas de la Mercury 6
El astronauta John Glenn Jr.  junto a  William Douglas
y Joseph W. momentos antes de la misión Mercury-Atlas 6.
Glenn está con su traje y lleva una unidad de ventilación portatil.
 Foto: NASA.

El Mercury-Atlas 6 fue una misión tripulada del programa Mercury de Estados Unidos, lanzada el 20 de febrero de 1962 usando un cohete Atlas desde el Complejo de Lanzamiento 14 de Cabo Cañaveral en Florida.  

La cápsula en la que viajó John Glenn se llamaba Friendship 7 y fue la primera nave de EEUU que se situó en la órbita de la Tierra.
John Glenn inspeccionando la cápsula Friendly 7
John Glenn inspeccionando la cápsula Friendly 7. Foto: NASA.

La tripulación de la misión Mercury 6

John Glenn fue el astronauta principal de la misión Mercury 6. Era el primer estadounidense que lograba orbitar sobre la Tierra. Así mismo, fue el tercer estadounidense que logró volar al espacio. Antes lo habían hecho Alan Shepard y Gus Grissom.

John Glenn, astronauta de la Mercury 6 antes del lanzamiento
En la imagen el astronauta John Glenn Jr. en 
Cabo Cañaveral, Florida, en las actividades de 
formación anteriores al vuelo. Foto: NASA. 

Objetivos de la misión

 John Glenn logró completar con éxito la misión realizando 3 órbitas alrededor de la Tierra y alcanzando una altitud máxima (apogeo) de 162 millas y una velocidad orbital de 17.500 millas por hora. 

El amerizaje



Glenn amerizó a unos 800 km al sureste de Cabo Cañaveral, en las proximidades de Grand Turk Island. El astronauta y la cápsula Friendly  fueron recuperados por el Destructor Noa 21 minutos después del amerizaje.

La duración de la misión desde el lanzamiento hasta el amerizaje había sido de 4 horas , 55 minutos, y 23 segundos.

Reconocimientos a la misión

John Glenn recibió el "NASA Distinguished Service Award ", una distinción por los servicios prestados.
Homenaje del Presidente Kennedy a John Glenn
Homenaje del Presidente Kennedy a John Glenn el 23 de febrero de 1962. En la imagen también aparecen el Vicepresidente Lyndon Baines Johnson, el administrador de la NASA James Webb y la familia de Glenn.
Más tarde, Kennedy le propondría al astronauta John Glenn tomar parte en la carrera política. Foto: NASA.

Homenaje a John Glenn en el Congreo
Nel Armstrong, comandante del Apolo 11, en una ceremonia del Congreo en honor a John Glenn, Buzz Aldrin y Michael Collns. Cada uno recibió la Medalla de Oro del Congreso. Glenn fue el primer estadounidense en orbitar la Tierra, el 20 de febrero de 1962, mientras que Armstrong y Aldrin fueron los primeros humanos en pisar la Luna, el 20 de julio de 1969. Collins pilotó el módulo de comando del Apolo 11. Foto: NASA.


Datos técnicos de la misión


Lanzamiento: 20 de febrero de 1962
Masa: 1.352 kg
Número de órbitas: 3
Apogeo: 265 km
Perigeo: 159 km
Inclinación: 32.5°
Periodo orbital: 88,5 min
Tripulación: 1, John Glenn.

REFERENCIAS


Transcripciones de las conversaciones entre CAPCOM y John Glenn.


Leer más »